Ventajas de comprar productos porno online


Las cifras son las que son,  y no caben dudas sobre ellas: la venta online de productos eróticos es un 300% mayor que en una tienda física. El ocio adulto, en el que caben los videos porno online y las webcams xxx de los que hablé anteriormente, pero también la lencería y los juguetes sexuales, ha notado un evidente aumento de ventas,  y eso es gracias a algunos factores que más de un profesional ha hecho notar.

sexshop

¿El primero? Pues evidentemente, la privacidad que comprar por internet ofrece al comprador, algo que aunque debería haber sido desterrado de nuestra sociedad no deja de pesar en nosotros todavía. Todo lo relacionado con el ocio adulto está todavía envuelto en absurdos tabúes, y eso de que el dependiente de un sexshop nos siga con la mirada por toda la tienda nos acojona y avergüenza un poco, aunque el pobre no esté haciendo más que su trabajo y no tenga ningún interés en nuestras fantasías más oscuras, aunque eso nunca no lo sabremos del todo.

Esto de la privacidad es algo importante, porque gracias a ella nos liberamos  y expresamos nuestras mayores fantasías sexuales. Por ejemplo, muy poca gente es capaz de reconocer que visita una web como http://www.incestos.xxx; de hecho, hasta hace poco ni siquiera tenía muchas visitas. Pero de un tiempo a esta parte realmente se está animando, y ya son muchos los que la visitan a diario.

Y sin embargo ¿quién es capaz de reconocer  que está interesado en ver una web de videos porno gratis basada en las relaciones incestuosas? Pocos la verdad, pero la evidencia deja paso a una realidad que no se puede ignorar, y quizá el incesto hermanos tenga más seguidores de lo que pensamos, porque puede ser que más de uno sienta atracción por una preciosa hermana, pero sin embargo no sea capaz de llevarla adelante. Y por eso, es más sencillo visitar esta web, y fantasear con sus vídeos como si fuéramos sus protagonistas.

Esa privacidad de la que os hablo también ha hecho que un público que antes no daba señales de vida se haya vuelto de pronto consumidos: me refiero a las abuelas xxx. Sí, las señoras mayores han accedido a internet, han conocido las compras online, y gracias a webs como la antes mencionada, han descubierto la pornografía. Y, ¿sabéis qué?, se han dado cuenta de que todo el tema no les era tan ajeno, a pesar de todo. A las mujeres mayores también les van los asuntos porno, eróticos y xxx, aunque eso del incesto no les vaya demasiado, sí que hay otras cosas que provocan su interés, como el poder follarse a jovencitos. Esto parece muy fácil cuando lo ven en internet, y es muy complicado en la vida real, bien lo saben ellas, pero una tiene derecho a fantasear de vez en cuando, ¿no creéis?

De cualquier forma, y en las condiciones actuales del mercado, es una buena noticia eso de que un sector de consumo haya subido las ventas, qué duda cabe. Supongo que muchos puritanos pensarán que tiene algo de inmoral o incluso pecaminoso, pero para mí sin duda es un estupendo signo de que la economía se remueve, y sobre todo nuestra sociedad, que si bien es renuente a hacer estas compras en público, no es tan reservada ni recatada en privado. Y no sólo son las compras, es también la búsqueda de información sobre todo lo que tiene que ver con el erotismo y la pornografía. Definitivamente, es muy sano que al fin nos saquemos los pudores e intentemos ser felices gracias a nuestros instintos sexuales, y que queramos conocer todo sobre este tema, y aplicarlo a nuestra vida sexual.


Cada vez se venden más productos relacionados con el sexo


Hace un tiempo cuando hablábamos de tienda relacionada con el sexo todo el mundo pensaba en un sexshop. Eso era lo normal. Pero hoy en día hay muchísimas más opciones relacionadas con el mundo adulto y con el disfrute y goce del cuerpo.

Por poner un ejemplo, se venden perfumes de feromonas orientados al sexo, que hasta tienen aroma sexual. Se venden manuales de todo tipo, desde como alargar tu pene hasta como controlar tu eyaculación. Si nos vamos al tema más místico tenemos hasta lo que se llama sexo tántrico, que seguro que alguna vez has oído hablar sobre él pero que no tienes ni idea de que se trata.

Nosotros en didstore ya sabes que no vendemos nada, simplemente preferimos orientar a los consumidores a que compren lo que desean en los sitios correctos, a pesar de no indicar ninguna tienda… pero si ofrecemos esa información.

Hoy ha tocado hablar del sexo, y porqué no, podemos incluso hablar del porno. Te dirás que es lo mismo, pero no, ni mucho menos. Cuando hablamos de porno nos estamos refiriendo básicamente a material pornográfico. Es decir, vídeos porno, películas amateur, webcams xxx, y cosas similares. Eso también es un gran sector de consumo a la hora de comprar cosas relacionadas con el sexo, ya que son más bien servicios que objetos.

Por poner un ejemplo, se ha disparado el consumo de webcams. Que quiere decir esto. Pues significa que con la crisis muchísimas chicas se han dedicado a emitir desde sus casas a través de sistemas de webcams porno para que desconocidos puedan masturbarse viéndolas. Hace unos años había pocas chicas, ahora hay muchísimas. Eso, junto a la gran competencia en el sector, ha hecho también que se abaraten los precios y que sea más asequible su consumo.

Respecto a los vídeos porno te preguntarás que para que nadie los va a comprar habiendo grandes tubes xxx que ofrecen miles de forma gratuita. Pues bien, si que es cierto que hay una gran oferta de vídeos gratis, pero todos son vídeos cortos y de poca calidad. Cuando un consumidor quiere comprar material pornográfico o masturbatorio quiere que sea de calidad alta, por ejemplo en HD. Muchos también quieren que sea en su idioma, en nuestro caso el Español. Y todos los quieren largos, nada de vídeos de 5 minutos, más bien vídeos de mínimo 30 minutos.

Si quieres todo eso necesitas comprar. Eso lo saben muy bien en USA, donde llevan muchísimos años comprando.


El éxito de las tiendas online


tiendas-online

El gran éxito y auge de las tiendas online o webs de compra-venta ha desplazado enormemente al comercio tradicional y por lo tanto a las tiendas de barrio, actualmente la mayoría se limitan a “subsistir” como buenamente pueden viendo cómo su negocio va a menos y contando los días para bajar la persiana.

Competir contra las multinacionales es a día de hoy imposible a menos que no tengas una idea revolucionaria que te permita ser competitivo, pero seamos sinceros, competir por ejemplo contra el gigante asiático es como encontrar una aguja en un pajar o más difícil, sus precios y su mano de obra han roto el mercado y con la globalización del comercio online poco podemos hacer para plantarles cara.

La ropa, la tecnología, el ocio, la alimentación y una larga lista de productos los podemos adquirir prácticamente a mitad de precio si buscamos un poco, aunque en este sentido hay algo muy favorable para el comercio pequeño y es el trato humano que recibimos, no hablamos con máquinas y pienso que eso es algo que jamás se podrá sustituir, de ahí la importancia de que cuides tu negocio y las personas que trabajen en él sean personas pacientes, agradables, eficientes y que sepan tratar con los clientes sin llegar a perder los nervios, algo también difícil en ocasiones…

Nadie sabe cómo será el mercado dentro de diez años porque en tan solo cinco hemos avanzado en este sentido increíblemente, la competencia siempre estará ahí, pero pienso que cuando hay tanta oferta finalmente el mercado explotará porque no habrá demanda suficiente por muchos miles de millones de seres humanos que haya en el planeta, este modelo económico no es sostenible y una de las mejores recomendaciones que podemos dar desde nuestro humilde punto de vista es ahorrar lo máximo posible y consumir moderadamente por lo que pueda pasar.

También los dispositivos móviles han sido la clave para el éxito de la venta online, poder pagar simplemente con un teléfono móvil con todas las garantías es sin duda algo muy cómodo, pero esa comodidad es lo que nos está haciendo perder nuestra esencia como personas y nuestro nivel de interactuación “cara a cara” se está perdiendo a pasos agigantados. Por este motivo desearíamos que, sin dejar de lado el progreso puesto que es sinónimo de futuro, retrocediéramos un poco a nuestros orígenes y fuéramos más “humanos” en todos los aspectos, posiblemente ahí resida la clave de la felicidad que cada vez buscamos en mayor medida…